Avenida Brasil Capitulo 96

Avenida Brasil Capítulo 11

En la mansión, comienzan los preparativos para la boda de Débora y Jorgito, prueban la comida e invitan a Nina a compartir la degustación y un brindis por el momento tan especial que está viviendo la familia.

Jorgito se muestra esquivo y no deja de mirar a Nina. Nina se esconde luego en su habitación y Jorgito viene a buscarla. Ella no le abre la puerta y le pide por favor que continúen cada uno con su vida.

 

 

Mamá Lucinda va a ver a Nina a la mansión y le entrega un montón de cartas que tenía guardada; son todas las cartas que Patata mandó a Rita cuando eran niños; mamá Lucinda nunca se las envió. Leyendo las cartas, Nina se vuelve loca de amor y se va a la casa de Jorgito donde pasan una apasionada noche.

 

Murici lleva a Adauto a la mansión luego de que Leleco lo golpeara en el rostro. Tifón no está de acuerdo pero su madre insiste y lo aloja en su habitación.

Por la mañana, Débora está haciendo sus prácticas de gimnasia con telas cuando cae desplomada al piso. Jorgito recibe una llamada, le avisan que Débora tuvo un accidente y se va urgente a la clínica. Verónica está con su hija en el hospital, esperando que le hagan una resonancia. No logra dar con Carlitos, quien en realidad está con Noemia; discutiendo mientras maneja, tienen un accidente de tránsito. Noemia se golpea la cara y debe ir al hospital; el mismo donde está internada su hija Débora.

 

Carminha da una fiesta en la mansión para los más necesitados. Nilo resulta ser uno de los invitados. En un momento se acerca a Carminha y le dice que Rita está viva y en Brasil; le pide dinero a cambio de la dirección de Rita.

 

En el hospital, el doctor le informa a Débora que sólo sufrió una fisura sin lesión y que con reposo se

recuperará, mientras tanto deberá quedar internada. Noemia se encuentra en otra habitación y también deberá quedar allí en observación. Carlitos se vuelve loco cuando ve a sus dos mujeres en el mismo lugar. En la cafetería del hospital se encuentra Verónica con Noemia y comienzan a conversar.

 

Tifón va a visitar a su nuera al hospital, nota a Jorgito muy perturbado; sospecha que en la vida de su hijo hay otra mujer pero Jorgito no le quiere decir quién es y le promete cuidar a Débora.

 

Max está en búsqueda de dinero, vende su auto para conseguir dinero y hacer un negocio con jugadores de fútbol. Asiste a una cena con quién será su gran socio en el negocio. El desconocido le ofrece el negocio de su vida; cada uno deberá poner cien mil dólares para comprar un jugador de fútbol que luego venderán en miles de millones.